Con las palabras “Yo te absuelvo de todos tus pecados en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”, pronunciadas en el confesionario, los sacerdotes católicos dicen perdonar los pecados. Según ellos también las cuatro palabras, “Este es mi cuerpo”, pronunciadas desde el altar durante la misa, convierten, el pan en el Read More